Casa Fernández

Casa Fernández inició su actividad en mayo de 1989, a las puertas ya de la Barcelona Olímpica, en la calle Santaló, con el nombre de Real Compañía Cervecera Casa Fernández. Javier de las Muelas hace honor a su madre, con este restaurante, por ser Fernández su apellido; y que toda Barcelona conoce como Casa Fernández.

Eran años donde las tapas se circunscribían a la parte más marítima de la ciudad, tapas cargadas de tradición que en la zona alta, y gracias a Casa Fernández, adquieren un carácter cosmopolita y ecléctico al fundirse con la gastronomía de otras culturas.

Veinte años después Casa Fernández se renueva pero sigue fiel a su filosofía, ofrecer un nuevo concepto de tapas preparadas con productos de la máxima calidad en un ambiente distendido y alegre. La carta se enriquece ahora con nuevos platos, como cochinillo al horno, rabo de toro estofado y tortilla de camarones, y una decoración renovada en la que cobran protagonismo los cuadros de importantes artistas junto con el colorido del local.